Cómo limpiar los electrodomésticos que amarillean

0
767

La exposición solar, el tiempo y el uso frecuente de los electrodomésticos son algunas de las cosas que hacen que estos se vuelvan amarillentos. Sin embargo, no tenéis por qué convivir con ello, pues hay algunas técnicas para blanquearlos y dejarlos como nuevos. Podéis hacerlo vosotros mismos. Seguid esta receta para blanquear electrodomésticos que amarillean y obtendréis unos resultados impecables.

 

Cómo blanquear electrodomésticos que amarillean

 

El bicarbonato de sodio es un gran aliado para blanquear los electrodomésticos que se hayan vuelto amarillentos con el tiempo. Este ingrediente os será de gran ayuda, no solo para eliminar la suciedad, sino también para los gérmenes.

 

Eos sí, antes de comenzar desenchufad el electrodoméstico que vayáis a limpiar.

 

Limpiad previamente las zonas amarillentas utilizando un trapo húmedo y un poquito de jabón para los platos. De esta forma dejaréis bien limpias las zonas sobre las que actuaréis a continuación. Seguidamente, mezclad en un recipiente agua caliente, media taza de cloro, media taza de bicarbonato de sodio y unas gotitas de agua oxigenada y mezclad con una cuchara de plástico.

 

Luego,  empapad una esponja absorbente con la fórmula realizada y escurridla bien hasta que quede humedecida. Aplicadla en las zonas amarillentas con movimientos circulares, y dejad que la mezcla actúe sobre las manchas durante diez minutos. Retirad la mezcla aclarando la esponja con agua y aplicándola sobre la zona.

 

Por último, secar la zona utilizando un trapo o toallitas absorbentes.

 

Lo cierto es que al verse amarillentos, los electrodomésticos envejecen cualquier cocina y afean las estancias. Pero seguro que, ahora que sabéis cómo limpiar los electrodomésticos que amarillean, no dejaréis que ninguno coja ese color en vuestro hogar.

 

Y si definitivamente pretendéis solucionar esos pequeños desperfectos que el uso diario dan a los objetos de nuestro hogar, seguro que os interesa este consejo para devolver la transparencia a los vasos que empiezan a volverse blanquecinos.

 

Saludos, Mateo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here