Cómo limpiar los electrodomésticos que amarillean

0
2986

La exposición solar, el tiempo y el uso frecuente de los electrodomésticos son algunas de las cosas que hacen que estos se vuelvan amarillentos. 

Sin embargo, no tenemos que convivir con ello, pues hay algunas técnicas para blanquearlos y dejarlos como nuevos. Sigue estos consejos para blanquear electrodomésticos que amarillean y tendrás unos resultados impecables

 

¿Cómo quitar el amarillo de los electrodomésticos blancos?


▷ El bicarbonato de sodio es un gran aliado para blanquear los electrodomésticos que se hayan vuelto amarillentos con el tiempo. Este ingrediente os será de gran ayuda, no solo para eliminar la suciedad, sino también para los gérmenes.


Cómo blanquear electrodomésticos que amarillean

  1. Eso sí, antes de comenzar desenchufad el electrodoméstico que vayáis a limpiar.

  2. Limpia previamente las zonas amarillentas utilizando un trapo húmedo y un poquito de jabón para los platos. De esta forma dejaréis bien limpias las zonas a trabajar.

  3. Seguidamente, mezcla en un recipiente agua caliente, media taza de cloro, media taza de bicarbonato de sodio y unas gotitas de agua oxigenada y mezcladlo con una cuchara de plástico.

  4. Moja la esponja en la solución líquida y aplícala en las zonas amarillentas con movimientos circulares, y dejar que la mezcla actúe sobre las manchas durante diez minutos.

  5. Por último, secar la zona utilizando un trapo o toallitas absorbentes.
▷Blanquear electrodomésticos amarillentos en pocos minutos ✅

▷ Lo cierto es que al verse amarillentos, los electrodomésticos envejecen cualquier cocina y afean las estancias.

Y si definitivamente pretendéis solucionar esos pequeños desperfectos que el uso diario dan a los objetos de nuestro hogar, seguro que les interesará este consejo para devolver la transparencia a los vasos que empiezan a volverse blanquecinos.


Limpiar nevera amarillenta

▷Blanquear electrodomésticos amarillentos en pocos minutos ✅

  1. Limpia la puerta y los laterales de tu nevera, con un paño húmedo

  2. Para proceder a blanquear la puerta de la nevera debes mezclar media taza de cloro (lejía) con un cuarto de taza de bicarbonato. Después debes añadir 4 tazas de agua (tibia). Debes mezclar muy bien.

  3. Con ayuda de una esponja debes frotar toda la puerta de la nevera y dejar reposar el líquido al menos unos 10 minutos.

  4. Al transcurrir el tiempo, pasa un pañito para eliminar algún residuo.
    Procura que no queden marcas de manchones por frotación.


Si quieres conocer más trucos sobre limpieza o algunos artículos interesantes, puedes ver más en CONSEJOS .

Te puede interesar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here