Consejos para reducir el gasto de luz

0
840

Hoy en día la tecnología cada vez está más presente en nuestro día a día de forma casi inevitable, incluso no podemos prescindir de ella. Son cada vez más los dispositivos que tenemos que cargar para que siempre tengan batería o los aparatos que requieren estar siempre conectados a una corriente.

En España, el porcentaje de IVA que pagamos en la factura de la luz es del 21%. A menos que se tomen medidas contundentes que equilibren y reduzcan los pagos, somos nosotros los que tenemos que preocuparnos por reducirla.

Por eso, en este post te traemos algunos consejos para reducir el gasto de luz:

  • Aprovecha más las horas de luz natural: España cuenta hasta con 2000 horas de sol al año.
  • Siempre que termines de cargar alguno de tus dispositivos, desenchúfalo de la pared.
  • Apaga las alargaderas que no estés utilizando, consumen más de lo que podemos llegar a imaginar. Una buena idea es usar este tipo de alargaderas que tienen un botón principal para apagarlas pero luego tienen botones individuales en cada enchufe, de esta manera solo tienes encendido de manera individual el que necesitas.
  • A la hora de poner una lavadora, una secadora o bien el lavavajillas, hazlo en los valles de luz que son más baratos. Por ejemplo, después de comer.
  • Descongela el congelador una vez al mes: la escarcha que se almacena puede aumentar hasta un 25% extra de tu consumo eléctrico.
  • Más enfocados en la lavadora, evita poner lavados cortos: condensan mucha más luz en menos tiempo y se gestiona peor.
  • Si puedes, los aparatos tecnológicos más viejos cámbialos por otros más nuevos: ahorran más luz.
  • Compra focos de bajo consumo, gastan hasta un 70% menos de luz.
  • Decídete por el autoconsumo: instalar placas solares y producir solo la luz que necesitas ya es posible. Además, no es necesario que la vivienda sea unifamiliar, se pueden instalar también en urbanizaciones.

Últimamente tememos más la llegada de la factura de la luz y los números que pueden aparecer en ella. Con estos consejos fáciles y aplicables en el día a día ponemos algo de remedio a las cuentas.