5 consejos para cuidar tus plantas de interior

0
2538

Las plantas de interior añaden color, textura y calidez al hogar. Incluso  pueden mejorar la calidad del aire. Muchas plantas de interior son fáciles de cultivar, pero deben recibir el cuidado adecuado para que prosperen.

Los componentes importantes del cuidado de las plantas de interior, son un adecuado riego y la iluminación. Pero la humedad y la temperatura también influyen. El truco consiste en intentar imitar el clima de donde proviene la planta.



Antes de empezar…

5 cuidados principales de plantas de interior

cuidado plantas de interior


  1. Debes saber que es mejor empezar cuidando plantas resistentes como: las plantas que no necesitan agua ( cactus, plantas crasas,etc) y las plantas que no pueden vivir sin agua (lirios,etc).  Si dispones de poco tiempo te vendría bien elegir cualquiera de estas opciones, ya que el riego o hacer un cambio de agua, no es diario.

  2. Para cuidar tus plantas de interior, lo mejor que puedes hacer es copiar el modo en que viven en la naturaleza.Replicar su hábitat natural es muy fácil:
  • No las cambies constantemente de sitio.
  • Si la ves prosperar, déjala ahí y no la muevas más. Has encontrado el lugar perfecto.
  • Si pasado un par de meses no remonta, prueba a cambiarla a otro lugar. Tal vez tenía exceso de luz o humedad , o al contrario, menos luz de la necesaria. 
  • Para que no crezca torcida hacia la fuente de luz (generalmente la ventana) debes girar la maceta. Haz cuatro marcas en el tiesto indicando los puntos cardinales. Gira una vez al mes, siempre en el mismo sentido.
  1. Agenda un día fijo para regar y procura respetarlo.

  2. Es importante siempre quitar el polvo de las hojitas, ten mucha paciencia para hacerlo.

  3. Ten siempre tu pulverizador con agua fresca a mano.




5 consejos para cuidar tus plantas de interior

cuidado plantas de interior



  1. NO coloques tu planta de interior en un lugar con corrientes de aire.

  2. Los cristales de las ventanas tienen “efecto lupa” al reflejarse directamente el sol. Se pueden quemar las hojas y las flores. Pon siempre cortinas o una pantalla de celosía que proteja tu maceta.

  3. Es mucho más frecuente que una planta de interior muera por exceso de cuidados, que por falta de atención. No te excedas y limítate a regarla y abonarla sólo cuando le toque . Y hazlo con las cantidades de agua/abono indicadas.

  4. Siempre que sea necesario, corta con unas tijeras desinfectadas con alcohol las ramas y las hojas muertas.

  5. Despunta o “pinza” las ramas que destaquen por crecer de una forma desproporcionada al resto de la planta. El pinzamiento de las puntas hará que salgan ramas nuevas en las puntas. Así se pondrá mucho más frondosa.


Si este artículo te pareció interesante puedes
ver más en 
ESTILO DE VIDA


Fuente: Portada