Olor a humo en la ropa… ¡ya es historia!

0
67

Se acabó la época de las chimeneas y comienza la de la barbacoa. Aunque personalmente no sabría cuál de los dos “fuegos” prefiero, lo único que sé que no me gusta es el olor a humo que impregna la ropa y el pelo tras haberme expuesto a alguna de esas dos fuentes de calor. Y es que a veces me da la sensación de que, pese a la ducha y a los lavados, aún sigo oliendo a chamusquina.

 

Lo cierto es que esto sólo me ocurre cuando la exposición al humo ha sido muy intensa, y en un segundo lavado como mucho el olor desaparece. Pero si os queréis asegurar que al primer lavado se irá todo el olor a humo de vuestra ropa aplicad mi truco infalible:

 

Tan fácil como introducir la ropa “ahumada” en una bolsa de plástico junto a dos cucharadas de bicarbonato sódico por cada tres prendas que introduzca en la bolsa. Agitad bien, para que el bicarbonato impregne bien la ropa, y dejad la bolsa cerrada toda la noche. A la mañana siguiente, sacudid los restos de bicarbonato. Éste habrá absorbido casi la totalidad del olor a humo. Por último, una cápsula o un par de pastillas Puntomatic en la lavadora y…¡solucionado!.

 

Por cierto, el truco del bicarbonato también os servirá si queréis deshaceros de ese olor a humo en el cabello, tan desagradable y que a veces cuesta más de eliminar. Espolvoread un poco de bicarbonato sobre él, dejadlo que actúe y a continuación, lavad con normalidad. También podéis sustituir el bicarbonato por polvo de talco de bebé. Otra idea es aclararse el pelo con vinagre tras cada lavado antes de acudir a una barbacoa, pues evitará que se os impregne el olor a humo.

 

A partir de ahora, ¡a disfrutar de la época de barbacoas y de las chimeneas sin temor a quedaros ahumados!

 

Saludos, Mateo

 

Imagen: Pinterest

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here