Cómo cocer las verduras de forma correcta

0
52

Pese a ser un eje indispensable en nuestra pirámide alimenticia, a menudo desconocemos cómo enfrentarnos a la cocción de las verduras. Sin embargo, existen multitud de técnicas y trucos para cocinar las verduras. Y es que, ocurre que las verduras cocinadas son las grandes incomprendidas en el mundo gastronómico. Muchas veces son evitadas o ignoradas a favor de otros alimentos proteicos.

 

Aunque nos parezcan cuestiones independientes, un caso es consecuencia del otro. Y es que una incorrecta cocción de las verduras acarrea que su sabor, textura y aporte de nutrientes no sea el óptimo.

 

La razón se debe a que, habitualmente, cocinamos demasiado las verduras, provocando una textura blanca y poco apetitosa, amén de rugosa y con sabores muy difuminados.

Algunos trucos para cocinar las verduras que os serán de gran utilidad

Para cocer correctamente las verduras, debéis introducirlas en agua hirviendo con sal. Esto, contrariamente a lo que se piensa, no es para salar las verduras, sino para evitar que se pierdan las sales minerales de las mismas.

 

A la hora de cocerlas, troceadlas en pedazos del mismo tamaño. Si vais a cocer varias verduras a la vez, deberéis introducir en el agua hirviendo primero las verduras más duras. Y, posteriormente, las de consistencia más blanda.

 

Además, deberéis ir probándolas para evitar que se os pasen. Las verduras, al igual que la pasta, deben quedar “al dente”, es decir, tiernas pero no blandas. Esto implica una consistencia agradable al masticar, manteniendo su tersura y su firmeza.

 

No sólo eso, sino que si mantenemos las verduras demasiado tiempo sumergidas en agua, también perderán su color. Esto resulta especialmente patente en las verduras de color verde, por la pérdida de la clorofila. Así que podréis guiaros también por el color vivo de las verduras para saber que están en buen estado de cocción. Por cierto, recordad este dato: 5 minutos. Es el tiempo que deberéis tener en agua hirviendo las verduras verdes para evitar la pérdida de la clorofila.

 

Y, como último truco: hay verduras que tienen a oxidarse y a oscurecerse al poco de trocearlas, antes incluso de cocerlas. Para evitar este tono parduzco que adquieren, sumergidlas en agua con limón.

 

 

Saludos, Mateo

 

Imagen: Pinterest

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here