Cómo limpiar la lavadora sin miedo a romper algo

0
58

Es uno de nuestros electrodomésticos más imprescindibles. Y qué menos que dedicarle un tiempo para asegurarnos de que nos dura muchos años. Me refiero a la lavadora, y al mantenimiento casero que debemos realizarle un par de veces al año. Y es que, aunque se pase la vida rodeada de detergentes y agua, es conveniente limpiar la lavadora cada seis meses. ¿Sabéis cómo hacerlo?

 

Para limpiar la lavadora no hay que equiparse con productos de alto valor tecnológico ni sofisticados instrumentos. Simplemente bastará con vinagre blanco, lejía y bayetas.

 

Independientemente de la limpieza superficial regular, hay que proceder a una limpieza más minuciosa que incluya el tambor, el filtro, la goma y el cajetín del detergente.

 

Limpieza del tambor

Es tan fácil como añadir al cajetín del detergente media taza de vinagre blanco o una taza de lejía para la ropa. A continuación, programaremos un lavado normal, de temperatura superior a los 30º, y, claro está, sin carga de ropa en el interior.

 

 

Cómo limpiar el filtro

Desconectaremos la lavadora de la corriente eléctrica. Tras asegurarnos que no hay agua en el interior del tambor, desenroscaremos la tapa del filtro. Procederemos a limpiar tanto la tapa como el interior de los posibles restos que haya. Es importante que nos aseguremos después de que esté todo perfectamente colocado antes de volver a enchufar la lavadora.

 

Limpiar la goma

A continuación limpiaremos la goma de la puerta. Es muy habitual en ellas que se acumule la humedad en sus pliegues, propiciando la aparición de moho. Para limpiarlas y deshacernos del moho (en caso de que ya haya hecho aparición) emplearemos una mezcla de agua y lejía, frotando si fuera necesario con un cepillo de dientes para llegar a todos los recovecos.

 

No hay que olvidar el cajetín

Es recomendable realizarla de forma bimensual, pues en ella tienen a acumularse restos de detergente y suavizante. Para limpiarlo, sólo deberemos aplicar una mezcla de agua y vinagre blanco por su superficie.

 

Incorporando esta rutina de forma regular a nuestro ritmo de limpieza, veremos que nuestra lavadora nos lo agradece dejando mejores resultados en la ropa y prolongando su vida útil.

 

Imagen: Pinterest

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here