Cómo lavar los puños y cuellos de las camisas

0
121

Todo en esta vida tiene truco. ¡Hasta lavar los puños y cuellos de las camisas! Os dejamos algunos trucos caseros para acabar con los roces y suciedad difíciles de eliminar.

 

Con el roce diario con nuestra piel, los cuellos y puños de las camisas suelen oscurecerse o amarillear, dando una imagen descuidada. Se trata de manchas difíciles de eliminar en el lavado, sobre todo cuando no se han tratado previamente. En Puntomatic te queremos ayudar con este práctico artículo sobre cómo lavar los puños y cuellos de las camisas.

 

Con amoniaco y agua

Es un truco casero de toda la vida. Y tan fácil como mezclar partes iguales de agua y amoniaco en un recipiente pulverizador y rociar el cuello o el puño de la camisa, frotando suavemente con un cepillo de limpieza. Tras esta operación, introduciremos la prenda en la lavadora con una cápsula de Puntomatic y un programa de alta temperatura (la máxima que nos indique la etiqueta de la camisa). ¿El resultado? ¡Impecable! El amoniaco es un producto extremadamente eficaz contra la grasa, por lo que las manchas de maquillaje y las típicas producidas por el roce de la piel salen a la perfección.

 

Con lavavajillas líquido

Seguro que tu madre o tu abuela te han hablado alguna vez de los poderes quitamanchas del lavavajillas líquido. Pues, como siempre, tienen razón. Vierte una gota de producto (recomendamos el lavavajillas Flota), añade un poco de agua y frota la mancha hasta que se genere espuma. Deja que actúe una media hora e introduce en la lavadora con Puntomatic.

 

Con bicarbonato

El bicarbonato es otro de esos productos que no pueden faltar en tu despensa. ¡Sirve para todo! También para lavar los puños y cuellos de las camisas. Crea una pasta con agua y aplícala sobre la mancha, dejando actuar unos 10 minutos. Después, a la lavadora…¡y punto!

 

Algunos consejos para prevenir las manchas

Existen también trucos para prevenir la aparición de los roces y el oscurecimiento típicos de las camisas. Por ejemplo, existen en el mercado sprays especialmente diseñados para proteger las partes más sensibles de las prendas, creando una película que repele las manchas. De igual modo, se venden protectores desechables y reutilizables que se adhieren al interior del cuello y evita el contacto con la piel.

No obstante, el mejor remedio para combatir este tipo de manchas tan molestas es… ¡no dejar que aparezcan! Es importante tratar de forma adecuada y rápida su posible aparición, ya que, cuanto más grande y profunda sea, más difícil será eliminarla.

 

Y tú, ¿tienes algún otro truco para lavar los puños y cuellos de las camisas?

Lee más consejos útiles sobre lavado y hogar en nuestro blog.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here