Guía paso a paso para lavar las cortinas de casa

0
130

Las cortinas de nuestra casa son elementos indispensables que completan los espacios, aportan intimidad y dan personalidad a la estancia. Pero para que luzcan, es indispensable mantenerlas cuidadas y limpias. Y, para ser sinceros, no es el elemento del hogar que más lavamos… 

Es muy frecuente que acumulen polvo, suciedad y algunos olores. Esto se incrementa sobre todo si tienes chimenea, niños pequeños, personas fumadoras, o vives en una  zona con mucha polución. Por todo ello, es muy importante tener claro algunas cuestiones cómo: ¿Con qué frecuencia hay que lavarlas?, ¿Mejor en tintorería o en casa?, ¿Es necesario que se laven a mano? Desde Puntomatic queremos resolver todas estas dudas y mostrarte paso a paso cómo lavar las cortinas de casa. 

Frecuencia de lavado

Respecto a la frecuencia,  bastaría con lavarlas cada 5 o 6 meses, pero esta medida va a depender de la zona donde se encuentren ubicadas, como es el caso de la cocina. Al ser la estancia de la casa donde se acumula más grasa y suciedad, la frecuencia de lavado debe ser mayor, una vez cada 1 o 2 meses es lo ideal. Además, si se tienen bebés en casa, es necesario también un lavado más continuo para no exponerlos a los ácaros.

 

¿Lavar cortinas en la lavadora o a mano?

En primer lugar, es importante leer bien las indicaciones de la etiqueta, dónde podremos ver si es óptimo lavarlas en la lavadora o en su lugar, al ser de un material más delicado, será necesario lavarlas a mano o incluso llevarlas a la tintorería.

Para el lavado a mano, utiliza un jabón suave y un balde o la bañera, dependiendo del tamaño de las cortinas. Es fundamental aclarar y escurrirlas muy bien.

En el caso de tratarse de materiales como algodón, poliéster o sucedáneos, no habrá problemas en introducirlas en la lavadora con las pastillas o cápsulas Puntomatic. Ten precaución de quitarles las arandelas  y enganches, ya que pueden manchar la tela, o incluso caer dentro del tambor y  causar problemas durante el centrifugado.

Es el momento de programar el tipo de lavado; utiliza uno pensado para prendas delicadas y con agua fría, que llegue como máximo a  los 30 o 40º. También es importante utilizar programas de centrifugado corto.

Para el proceso de secado, si tienes secadora, no te lo pienses, conseguirás que queden limpias, secas y sin arrugas. Si no es tu caso, una vez acabado el trabajo, cuélgalas para evitar la humedad y que no se generen arrugas, y una vez secas, plánchalas a temperaturas suaves para eliminar las arrugas más difíciles.

¡Algunos consejillos extra!

      Utiliza un detergente líquido especial para tejidos delicados.

      Lávalas solas, para que no haya peligro de que se destiñan, ni aparezcan roces en el tejido.

      No las centrifuges en exceso, solo conseguirás arrugarlas más.

      Si el tejido es lino o 100% algodón, utiliza siempre agua fría con el fin de evitar que se encojan, además a la hora de plancharlas, utiliza vapor.

Si te parecen interesantes estos tips y consejos, síguenos en nuestras redes sociales y visita nuestra web para estar al tanto de todos los artículos que desde Puntomatic estamos preparando para ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here