Inocentes bromas para tomarse la vida menos en serio

0
43

El 28 de diciembre está marcado en el calendario por ser un día donde las inocentadas divertidas, y a veces un poco pesadas, están más que justificadas. Sin, duda es una forma de acabar bien el año, con mucho humor… Hoy os doy algunas ideas de bromas sencillas y rápidas de preparar, que, bien empleadas, harán del día de los Santos Inocentes uno para el recuerdo.

 

Ideas de bromas para improvisar unas risas

-Un clásico es la broma de la sal. Sustituir el azúcar por la sal sin avisar previamente a tus comensales provocará en ellos unas muecas bastantes curiosas cuando aderecen con sal una comida o una bebida azucarada como, por ejemplo, el café.

-El grado de ocurrencia puede ir en aumento. La siguiente broma es otro clásico. ¿Qué tal adelantar o atrasar la hora del reloj del móvil a alguien para que vaya a contrarreloj? A mí esta me parece un pelín pesada porque si ya llego a mis citas con el tiempo justo, no quiero ni pensar cómo sería con la hora del reloj atrasada. Aunque ahora que lo pienso, si me la adelantaran en vez de una inocentada, me harían un favor.

– El siguiente chiste hará de las deliciosas galletas rellenas de nata, algo repugnante. Consiste en abrirlas y sustituir la zona más central del relleno interior por la “cremosísima” pasta de dientes.

– Las llamadas telefónicas nunca pasan de moda a la hora de gastar bromas. Eso sí, si las hacéis vosotros mismos deberéis actuar con mucha profesionalidad sin que se escapen las risillas. Recuerdo con humor una vez que me llamaron para comunicarme que tenía una multa por exceso de velocidad ¡y yo me lo creí de lleno!

Ese día me tocaba ser a mí la víctima, aunque este 28 de diciembre quizá devuelva la inocentada…

¡Os deseo unos días navideños de familia y descanso lleno de bromas (no muy pesadas)!

 

Saludos, Mateo

Imagen: Freepik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here