Consejos para mantener tu ropa como nueva

0
76

La ropa es más que una simple tela o un complemento. Son las prendas que vestimos cada día, que nos identifica y con las que definimos nuestro estilo, es decir, es parte de nosotros mismos. Por eso, resulta fundamental y merece la pena cuidar y mantener tu ropa como nueva el máximo tiempo posible.

Para mantener tu ropa nueva como el primer día es muy importante tener un cuidado especial tanto a la hora de vestirla como al lavarla y almacenarla en el vestidor. Por todo esto, hemos reunido una serie de consejos que te ayudarán a conservar tus prendas favoritas durante mucho más tiempo.

En primer lugar, es básico que cuidemos los detalles al poner la lavadora. Hay que prestar atención para evitar todo aquello que pueda perjudicar los tejidos o dañar los colores

Por ello, una de las recomendaciones más importantes es que elijas bien el detergente que vas a utilizar, que no solo limpie tu ropa, sino que además la cuide y la deje con un agradable aroma. Todas estas funciones son las que cumplen nuestras nuevas y potentes cápsulas Puntomatic, que tienen todo lo que necesitas para que tu ropa luzca como nueva. Además, desde Puntomatic queremos facilitar, simplificar y economizar el proceso de colada con este nuevo producto. Ahora más que nunca aplicamos nuestro eslogan: a la lavadora… y punto!

Otro consejo más a tener en cuenta cuanda vayas a meter la ropa en la lavadora es que le des la vuelta. De esta forma evitarás que los tejidos se rocen unos con otros y se desgasten demasiado pronto.

Asimismo, también es importante que no sobrecargues la lavadora. Esto te permitirá que utilices la cantidad de detergente adecuado y, además, para que la limpieza sea mucho más profunda y efectiva.

Para que los colores de tus prendas se mantengan vivos, separa bien la ropa. Y no hablamos solo de diferenciar por colores, sino que también es fundamental separar según el tejido y el nivel de suciedad. Dependiendo de la dureza o suciedad de la prenda, esta necesitará temperaturas más altas o programas y centrifugados más largos e intensos o, por el contrario, un trato más delicado y suave.

Por último, una vez que ya has hecho la colada, llega el momento de secar la ropa. El consejo que te damos aquí para mantener tu ropa como nueva es que la tiendas al instante. Organízate para que en cuanto el ciclo de lavado haya finalizado, puedas sacar la ropa de la lavadora y tenderla. Recuerda que, cuanto más tiempo esperes, más humedad y arrugas se acumularán en las prendas, lo que dificultará el planchado y, por tanto, los tejidos se gastarán más.

 

Poniendo en práctica todos estos consejos, seguro que tu ropa quedará impecable y parecerá que siempre estás estrenando. ¿A quién no le gusta esa sensación?

¡Te esperamos en redes sociales para darte muchos más consejos de lavado!

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here