Consejos para el camino de Santiago

0
45

Si estáis planeando realizar próximamente la peregrinación a Santiago de Compostela por primera vez, no os vendrán más estos consejos para el camino de Santiago.

 

Porque lo cierto es que esta ruta, que es conocida por su belleza, tiene algún que otro truco para evitar tener que volver a casa antes de tiempo o interrumpir el camino debido a un imprevisto.

 

Consejos para el camino de Santiago

 

En primer lugar, debéis recordar el origen y la idiosincrasia del camino de Santiago (si lo vais a hacer a pie). Con esto me refiero a que os llevéis lo indispensable, aquello que necesitáis para vestir y calzar de forma adecuada, y os olvidéis de introducir elementos superfluos que sólo os añadirán peso en la mochila.

 

La mochila no debe superar nunca los 10 kilos, y siempre ajustando en función de vuestra estatura y peso. Recordad que pasaréis muchas horas y varios días caminando con ella, y lo complicado no es hacerlo en las primeras etapas, sino cuando ya el cansancio se acumula. Por cierto, importantísimo también ajustar bien la mochila, para evitar lesiones y molestias lumbares.

 

A la hora de organizar la mochila, hacedlo de forma ordenada, e intentad colocar a mano los objetos que más usaréis: el agua, el móvil, la cámara de fotos, la cartera o la credencial de peregrino son objetos que debéis guardar en algún que podáis alcanzar sin necesidad de desabrocharos la mochila y tener que bucear en su interior.

 

Buscad un buen calzado y, si es posible, preparad vuestro cuerpo antes de partir hacia el Camino de Santiago. Intentad realizar rutas parecidas durante las semanas previas, en cuanto a duración y condiciones (cargados con una mochila, con el mismo calzado…). Por descontado no os recomiendo estrenar zapatillas en el Camino de Santiago, u os arriesgaréis a ampollas y roces que os harán la experiencia muy desagradable.

 

Y, como consejo final, si durante el camino se os moja el calzado (caso bastante habitual), aprovechad la noche para secarlo introduciendo en su interior pelotas de papel de periódico arrugado y sustituyéndolas cada dos o tres horas.

 

Saludos, Mateo

 

Imagen: Pinterest

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here