La extraña relación de atracción de la corbata y las manchas

0
68

Buenas a todos,

Los que por cuestiones laborales tenemos que llevar corbata a diario estamos muy familiarizados con las manchas que nuestro pequeño pero apreciado trozo de tela atrae.

Porque sí, es un verdadero imán para las manchas, y para las que menos te imaginas incluso. Y entonces llega la pregunta ¿cómo limpiar la corbata?

1er paso. > No mancharse

Lo primero que recomiendo para las manchas es evitarlas, estar en alerta a cualquier líquido o producto que pueda deteriorarla.

Evita la comida rápida y no solo por tu salud, que también, sino por tu corbata. Todas las salsas son el verdadero enemigo.

2º paso > Me he manchado ¿y ahora qué?

Si fallaste con el primer paso, tendremos que pasar a la acción. Lo primordial es distinguir el producto de la mancha:

  • Aceite/ Grasa: hay que poner inmediatamente polvos de talco para que absorba los residuos que queden, dejar reposar y retirar con un cepillado de cerdas suaves pasados unos minutos, incluso horas, y repetir la tarea hasta que desaparezca. También puedes usar alcohol etílico.
  • Salsa, si no ha calado en la tela mejor, retira rápidamente con algo rígido que pueda peinar la seda y eliminar la posibilidad de que cale.
  • Otro tipo de mancha más sólida: raspa con la hoja de un cuchillo y con un paño limpio y ligeramente humedecido en agua, fricciona sobre la mancha con cuidado hasta su eliminación, primero prueba en zona no visible.

 

3º paso > Eliminar la mancha

Aquí llega el dilema ¿lo hago yo o la llevo a la tintorería? Debes tener en cuenta el tejido, y usar las recomendaciones con mucha precaución porque puede que no funcionen si no te fijas en todos los detalles.

 

> Si es de seda estampada puede quedar la mancha desteñida o si usas un quitamanchas o alcohol puede quedarte el cerco, por tanto, si te arriesgas a hacerlo tu mismo prueba con el quitamanchas en una zona de la corbata que no se vea. Si funciona procede a aplicarlo sobre la mancha. Las toallitas de bebé son un gran aliado como quitamanchas, prueba igualmente en zona poco visible y en caso de que no deje cerco prueba en la mancha.

Las corbatas bordadas son más resistentes pero aun así deberían hacer la prueba en un lugar que no se vea.

El quitamanchas suele dejar también restos secos alrededor de la mancha. Evita a toda costa el agua caliente y no las estires, lo mejor es lavar y planchar en seco.

> Si es de algodón, nunca uses agua caliente a no ser que quieras que tu hijo pequeño sea el próximo que pueda disfrutar de la corbata. Hay que lavar en agua fría,

> Lana: podemos lavarlas con cuidado en casa, a mano con agua fría , retirar los excesos de agua con una toalla, y no colgar para su secado total sino dejar sobre en una mesa.

 

>Fibra sintética: muy sensibles al calor y se lavan con agua apenas fría o ambiente. Se planchan al vapor. Se suelen cargar con estática. Las fibras sintéticas son el poliéster, lycra y nylon.

Nunca olvidéis que las corbatas no deben colgarse, y plancharse con vapor en algunos casos y recomendable poner un paño encima antes de planchar. Ssiempre es recomendable leer la etiqueta y ver qué recomendación nos da al respecto.

Si no os véis capacitados para todo esto, la lleváis a la tintorería y listo.

Las corbatas son súper delicadas, y como diría Barney Stinson “no hay nada más sexy que un hombre con corbata”, por lo que nuestro último recurso es siempre lavarlas, y si quieres conservar la elegancia de tus corbatas sigue los consejos del siempre interesante Bere Casillas.

Abrazos,

Mateo

PD:
4º paso > Comprar corbata nueva

Espero que no uséis este 4º paso a no ser que sea por necesidad y no por arruinar tu mejor corbata. Pero si ha sido por lo último, cuéntame qué sucedió y así sabremos todos también qué no hay que hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here