Cómo lavar tus zapatillas de deporte en la lavadora

0
82

Es una pregunta que en algún momento todos nos hemos hecho, ¿podemos meter las zapatillas de deporte en la lavadora? ¡Claro que sí! Que no te dé reparo: salvo que tus deportivas tengan piezas de cuero, no hay ningún problema en lavarlas a máquina. Además, los resultados son inmejorables. Solo debemos tomar una serie de precauciones para evitar su deterioro. En este artículo os contamos cómo lavar tus zapatillas de deporte en la lavadora. Eso sí, siempre con la garantía de calidad de Puntomatic.

 

1.Retira los cordones y plantillas

Antes de meter el zapato en la lavadora, es aconsejable retirar los cordones y plantillas para asegurarnos que no surja ningún problema imprevisto y que la zapatilla quede completamente limpia.

2.Lavar con agua fría o tibia.

No, los pies no crecen a partir de una edad. Si vas a calzarte tus zapatillas de deporte y compruebas que, por mucho intentarlo, no terminan de entrar, es debido a que el proceso de lavado no ha sido precisamente exitoso. ¿La razón? Has utilizado un programa con altas temperaturas. Para evitar esta desagradable situación, utiliza siempre programas de agua fría y tibia, ya que las deportivas suelen incorporar diferentes materiales a los que nos les sienta por igual el calor.

3. Controla las revoluciones

Al igual que en el consejo anterior, debemos ser delicados con las zapatillas de deporte en lo que se refiere a las revoluciones de centrifugado. No debemos utilizar programas muy intensos, ya que se pueden resentir los tejidos.

4.Limpiar previamente las manchas difíciles

Si, por ejemplo, has ido a correr al campo o por una pista de tierra en la que ha llovido recientemente, ¡la suciedad está garantizada! Antes de meterlas en la lavadora, intenta cepillarlas y retirar la mayor parte de las manchas.

5. Un detergente de poder concentrado

Y esto solo tiene un nombre: ¡Puntomatic! Nuestras cápsulas incorporan en su fórmula concentrada enzimas antimanchas que actúan de forma efectiva contra la suciedad incrustrada. ¡Dejarán tus zapatillas de deportes como nuevas!

6. Secado al aire libre

El proceso de secado es fundamental para evitar malos olores y que se deforme la zapatilla. Deberás secarla al aire, aunque nunca expuesta directamente al sol. Tampoco es recomendable utilizar la secadora, por lo que en invierno puedes utilizar métodos alternativos de urgencia, como el secador o el radiador.

 

¿Cómo han quedado? ¿Perfectas, verdad? Si quieres mantenerla así durante más tiempo, usa protectores en spray para zapatos. Y cuando vuelvan a ensuciarse, ya sabes cómo lavar tus zapatillas de deporte en la lavadora 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here