¡No te líes con los auriculares!

0
63

Si alguna vez me veis por la calle, me llamáis por mi nombre y no me giro, que no os extrañe: no soy sordo, es que seguramente voy escuchando música. Bueno, eso siempre y cuando haya conseguido desenmarañar mis auriculares, porque ¡hay que ver lo que se lía el cable de los auriculares en el ratito que están guardados!

En realidad, esto ocurre porque los extremos de los mismos tienen, como yo digo, vida propia. Se mueven y, a poco que lo hagan, empiezan a enredarse unos con otros hasta formar la maraña a la que nos tienen acostumbrados. O sea, la solución es conseguir que no se muevan. Pero del dicho al hecho hay un trecho, y por mucho que enrollemos los cables al final se lían, ¿verdad? Bueno, pues os voy a enseñar algunos trucos caseros para evitarlo:

  • La pinza del pelo: es una solución poco elegante quizá, pero muy efectiva. Sólo necesitáis una pinza del pelo pequeña, con la que atraparéis los cables tras haberlos enrollado.
  • El tapón de corcho es muy eficaz para este fin: haced un agujerito en un extremo, donde “enchufaréis” la clavija. Y, a continuación, enrollad el cable sobre el tapón, girando alrededor de su superficie (como si fuese una bobina de hilo). Una vez todo enrollado, sellad el resultado con una gomilla, para que no se mueva ni deslíe.
  • La madeja: si sois habilidosos, el truco consiste en enrollar adecuadamente los cables. En este vídeo podéis ver una de las técnicas más populares para este fin. Eso si no vais con prisas o sois poco duchos en estas tareas, claro.

 

Mi favorita es la técnica del tapón de corcho. ¿Y la vuestra? ¿Conocéis más técnicas para evitar los líos en los cables de los auriculares?

Saludos, Mateo

Imagen: Pinterest

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here