Alimentos que no son aptos para mascotas

0
92

Todos los que tenemos o hemos tenido mascotas sabemos cómo son capaces de convencernos para que les demos un poquito de nuestra comida. Al final, y pese a las recomendaciones de los veterinarios, siempre acaban pillando algo que, originalmente, no estaba en su menú. Porque sí, hay alimentos que no deben comer nuestras mascotas.

 

Así que no está de más que conozcáis qué alimentos no son aptos para ellas. Y es que, por muy medio personas que nos parezcan, no lo son y su cuerpo no procesa los alimentos como nosotros. Ello implica que son incapaces de metabolizar algunas comidas, provocándoles serios problemas de salud.

 

Alimentos que no deben comer nuestras mascotas y que están a su alcance a diario.

 

Seguro que muchas veces habréis escuchado que no es conveniente darle las sobras a vuestro perro o gato. Indudablemente les gusta, porque una cosa es que sean animales y otra que no sepan qué está bueno. Pero sus índices de grasa son diferentes a los nuestros y nuestros valores de ingesta recomendados no son los mismos que los suyos. Así que las sobras de nuestra comida no son el menú más indicado para mantener su línea. Además, los condimentos y especias que a menudo usamos para cocinar no siempre son tolerados por ellos.

 

Un clásico es darle a perros y gatos huesos. Sin embargo, debéis cuidar que no sean de pollo ni de conejo, que son fácilmente astillables, ni huesos pequeños con los que puedan atragantarse. Otro clásico, sobre todo para los gatos, es darles leche. ¿Sabéis que, una vez que abandonan su época lactante, la mayoría son intolerantes a la lactosa?. Así que el tópico de darle leche a vuestro gato puede ser contraproducente. Si ya lo hacéis y vuestro gato tolera la leche, mejor darle desnatada y en pequeñas cantidades.

 

El chocolate es extremadamente peligroso para ellos. No se lo deis bajo ningún concepto ni cantidad. Contiene una sustancia equivalente a la adrenalina, que puede dañar seriamente la salud de vuestra mascota.

 

Por último, os sorprenderá saber que la cebolla, el ajo y el aguacate, tan sanos y sabrosos para nosotros, son extremadamente peligrosos en perros, gatos y aves. Ni crudos ni cocinados, no permitáis que coman nada que contengan estos aderezos.

 

Esto es sólo una muestra de algunos de los múltiples alimentos que no deben de probar nuestros fieles amigos. Así que, si queréis ahorraros dudas e incertidumbres, lo mejor es darles únicamente alimentos específicamente preparados para ellos.

 

Saludos, Mateo

 

Imagen: Pinterest

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here