5 soluciones para 5 problemas cotidianos

0
81

Ya me hubiera gustado hace unos años saber estas cosas que la experiencia te va enseñando en la vida. Pues bien, os dejo cinco soluciones para típicos problemas cotidianos que tenemos todos.

Siempre llego tarde a las citas

Si eres de los que llega tarde a las citas siempre, la mejor manera de que no se enfade la otra persona por esperarte es que adelantes el reloj 10 minutos y seas puntual a partir de ahora.

Cómo limpiar el microondas

“¿Hay un botón en el microondas para que se limpie solo?” No, no te preocupes no hace falta, se puede hacer muy fácilmente de la siguiente manera: Toma dos mitades de un limón y colócalas en el microondas durante un minuto, luego abre la puerta y límpialo todo con un paño o papel de cocina. Seguro que queda como nuevo en segundos y además con un cierto perfume a limón que quitará cualquier olor pasado del electrodoméstico.

Perder los botones

Si vas con prisa y no tienes tiempo de reforzar ese botón que está a punto de caerse, pon un poco de esmalte transparente en los hilos, entre la tela y el botón sobre todo para apelmazarlo y afianzarlo una vez el esmalte se haya secado.

Limpiar los zapatos fuera de casa

Como muchos trabajamos muchas horas fuera de casa hay momentos en los que miras hacia el suelo y te das cuenta que los zapatos no están tan limpios como deberían para poder ir presentable a la próxima reunión. Lo ideal es coger un rollo de papel de baño, mojarlo levemente con un poco de agua y muy poco jabón de manos, y a continuación frotar los zapatos. Seca sacando brillo con  un paño o papel seco. Evita las pieles vueltas y zapatos de tela claros para este caso.

No paran de darme calambres las cosas

¿Eres de los que como yo, a veces, arrastra los pies? Pues sí, arrastrar los pies puede crear electricidad estática que está en tu cuerpo, y claro al abrir una puerta salta el chispazo.  No sólo arrastrando los pies sino que el uso de ropa de determinadas fibras textiles y zapatos con suelas de cierto material que no son precisamente plástico, junto con la fricción con algunas alfombras y el clima seco, favorece la acumulación en el cuerpo de considerables cargas eléctricas que pueden hacernos sentir ciertas descargas entre las manos y picaportes de metal (o cualquier objeto de metal). En lugar de tocar con los dedos las cosas prueba con la palma de la mano, ya que en los dedos es donde tiende a concentrarse la carga eléctrica.

¿Propones una solución a alguno de estos problemas cotidianos?. Un saludo,

Mateo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here