Uso adecuado de los radiadores en casa

0
1715

Hace unas semanas os dejamos los consejos para que vuestras mantas estén siempre suaves, pero poco a poco el frío va calando y necesitamos sentir más calor. Hoy os hablamos del uso adecuado de los radiadores en casa

Cuando va haciendo frío empezamos a hacer cambios en nuestros hogares para sentirnos bien. Cambios de armario, calentadores, mantas, batas… y muchas más cosas que nos den calor. Pero llega un momento en que necesitamos que sea nuestra casa, y no nosotros, la que esté abrigada para que nos sintamos cómodos y agusto. 

La calefacción está cada vez más presente en los hogares y, teniendo en cuenta la época del año en la que vivimos y que vamos camino del invierno, todavía le queda mucho por convivir con nosotros. Si bien es cierto que el coste de la electricidad va en aumento y según épocas, también es cierto que los radiadores (más modernos cada vez) incorporan tecnologías que les hace funcionar perfectamente y sin ningún impedimento con menos recursos energéticos (menos consumo) proporcionando buen confort térmico. 

Sin embargo es importante mencionar que también el coste de la calefacción dependerá de la ubicación de la vivienda en cuanto a condiciones climatológicas se refiere, así como la calidad de los materiales empleados en la construcción de la vivienda o el aislamiento de la misma.

Radiadores en casa

En conclusión, los radiadores son el tipo de emisor más utilizado para transmitir en los hogares el calor que proviene del sistema de calefacción. Pero ahora veamos…

Cómo hacer un uso adecuado de los radiadores en casa

Para hacer un buen uso de los radiadores hay que tener en cuenta varios factores que mejorarán su rendimiento: potencia, temperatura, ubicación y tamaño. Y por supuesto, algunos trucos que también os contaremos. 

  • Potencia: cuando vayas a instalar un nuevo radiador, ya sea porque es la primera vez o porque quieres cambiarlo, investiga bien la potencia a la que deben ir los radiadores: su potencia adecuada. No todas las casas necesitan la misma potencia por el tamaño de la misma. 
  • Temperatura: ¿cuál es la temperatura más adecuada para la calefacción? entre unos 20 y 22 grados centígrados para mantenernos en casa con ropa de manga larga y estar cómodos. 
  • Ubicación: ¿cuál es la mejor ubicación para colocar tu radiador? en la pared más fría de la habitación. Esta pared es exterior y el radiador debe colocarse debajo de la ventana, para así reducir el llamado “pared fría”: la sensación de frío que experimentan las personas cuando se acercan a una ventana.
  • Tamaño: en algunas ocasiones también se recomienda que en viviendas bajas o situadas en la última planta, que los radiadores sean de mayor tamaño para reducir las pérdidas de calor a través del suelo o el techo. 

Instalación de radiadores

Por último, un truco. Si en alguna ocasión la parte superior está fría, purga el radiador. Cuando está frío es porque en su interior hay aire. ¿Cómo purgarlo? Coloca un recipiente bajo la llave del mismo, gírala con un destornillador y deja que salga el agua hasta que fluya fácilmente, eso será señal de que ha perdido todo el aire. 

¡Y hasta aquí los consejos de hoy! Entra en el blog para encontrar muchos más o síguenos en redes sociales.