Cómo limpiar la plata en casa

0
725

¿Quién no tiene algún objeto de plata en casa, sin brillo, y que no luce como debería? Si es tu caso, hoy en Consejos del Hogar te enseñamos cómo limpiar la plata en casa. 

La plata es un símbolo de riqueza que antiguamente y, también a día de hoy, está muy valorado. Tener objetos de plata en casa otorga valor y calidad. La plata es un elemento químico que pertenece a la familia de los metales y que se caracteriza por su tonalidad grisácea brillante. Si tuviéramos que buscar su simbología entre todos los elementos de la tabla periódica, tendríamos que buscar la simplificación ‘Ag’, en la columna nº11. 

Así, la plata se caracteriza por su color y también por sus propiedades. Es un metal maleable, es decir, que se puede moldear hasta deformarlo sin que se rompa. También, entre sus aplicaciones, la plata puede usarse como circuito integrado en ordenadores, como contacto en generadores eléctricos, en baterías eléctricas, como fin medicinal, para fabricar monedas y, por supuesto, como objetos utilitarios y creación de joyas.

La plata es un metal maleable

Pero ¿cuáles son los tipos de plata que existen?

Podemos encontrarnos con plata pura, con plata de ley 950, plata de ley 925 y plata de segunda ley 900. La plata pura es el grado más alto de la plata, no está mezclado con otros elementos y el material es extraído directamente de la naturaleza y posteriormente moldeado como lingotes. Normalmente, se pueden encontrar en cubertería o en bandejas, normalmente pesadas. En el caso de la plata de ley 950 está mezclada con otros elementos para hacerla más fuerte, como el cobre. La plata de ley 925 es la más usada en joyerías por su resistencia en la forma, que no se pierde con el paso del tiempo, pero sobre todo por su elegancia (pulseras o anillos); y de forma muy parecida se encuentra la plata de segunda ley 900, que tiene como uso principal también objetos de joyería que necesiten todavía más resistencia como cadenas o pendientes. 

¿Y cómo podemos tener siempre a punto la plata que tenemos en casa, sea de la forma que sea? ¡Veamos! 

Cómo limpiar la plata en casa:

En primer lugar, reúne todos los objetos de plata que tengas en casa. ¡Haz un buen recorrido! Piensa en joyas, marcos de foto, bandejas, llaveros, cubertería… que sea de plata y que quieras limpiar. ¡Ojo con aquellos que no son de plata! No podrás limpiarlos y, en alguna ocasión, incluso puede llegar a estropearse. 

La plata se caracteriza porque, con el paso del tiempo, se ennegrece, a causa del roce y del propio sudor de la piel o de algunos químicos al tener contacto con el aire. Que la plata se oscurezca no quiere decir que sea de mala calidad, ¡es algo completamente natural!

Veamos cómo limpiarla: 

  • Bicarbonato de sodio y vinagre blanco: en un cuenco añade una cucharada de bicarbonato y poco a poco añade el vinagre hasta que se cree una pasta. Pon un poco de mezcla en un paño y frota el objeto en círculos para sacar la suciedad. Después retira la suciedad con otro paño. ¡No es necesario aclarar! 
  • Agua caliente y jabón de lavavajillas: con un paño, humedecido en agua caliente y un poco de jabón de lavavajillas frota la plata en círculos. Aquí sí es necesario aclarar la plata, pero ojo, con un paño húmedo. ¡No la sumerjas debajo del grifo! Te recomendamos el jabón de lavavajillas Flota Active. 

Lavavajillas Flota

  • Y si tienes algún producto especial para limpiar la plata, no dudes en utilizarlo. Pero recuerda, ¡siempre en movimientos circulares!

Y ahora, ¡manos a la obra!