limpiar el horno con bicarbonato

0
38

¿Se pregunta cómo poder limpiar un horno sin utilizar productos químicos agresivos o altas temperaturas?.

Limpiar el horno es uno de esos trabajos que parecen más que un proyecto fin de semana que una tarea más para marcar en la lista de tareas de limpieza.

El proceso deja mucho que desear: puede usar la función de autolimpieza del horno y lidiar con los vapores mientras quema la grasa y residuos a 600 grados, o usar un limpiador de hornos altamente tóxico que puede quemar su piel. ¡Pero hay una forma más fácil! Puede hacer una pasta de limpieza natural, sin químicos, con dos elementos que probablemente tenga a mano: bicarbonato de sodio y vinagre. Es seguro, natural y hace el trabajo.

Aquí, le mostraremos cómo limpiar un horno con bicarbonato de sodio y otros suministros que probablemente ya tenga en la despensa de su cocina. No podemos decir que comenzará a tener ganas de limpiar su horno, pero definitivamente se sentirá menos maloliente.

1.- Materiales necesarios

Para limpiar su horno a fondo serán necesarios los siguiente materiales:

Bicarbonato de sodio

Agua

Guantes de goma

Vinagre blanco

Botella de spray

Trapo de limpieza

2.- Retire las rejillas del horno

Saque las parrillas del horno y déjelas a un lado. Asegúrese de quitar cualquier otro elemento del horno, como termómetros o cacerolas.

3.- Hacer una pasta con bicarbonato de sodio

Mezcle demia taza de bicarbonato de sodio y media taza de agua hasta obtener una pasta untable. Cubrirás todo el horno con esta pasta, así que haz lo suficiente para cubrir la superficie en caso de necesar más ducplicar la receta.

4.- Aplicar la pasta limpiadora

Extienda la pasta de bicarbonato de sodio por todo el interior del horno ( es posible que desee usar guantes de goma para cuidar las manos; es un trabajo un poco sucio y la suciedad se le meterá debajo de las uñas si se quitan los guantes). Manténganse alejado de los elementos calefactores mientras aplica la pasta. Asegúrese de cubrir esos puntos extra grasos y no se preocupe si la pasta es más espesa en algunas áreas. La pasta comenzará a ponerse marrón cuando entre en contacto con la grasa.

5.- Deje reposar la pasta de limpieza durante al menos 10h a 12h

Una vez que hayas cubierto completamente el interior del horno con la pasta de bicarbonato de sodio, déjalo reposar durante al menos 10h. Mientras tanto podemos centrar la atención en las parillas.

La mejor limpieza de las parrillas del horno es remojarlas en agua caliente durante dos horas. Si tienes un fregadero lo suficiente grande sería genial. La clave es remojarlos durantes dos horas y luego frotarlos con jabón y ajuagarlos.

6.- Limpie la pasta limpiadora

Use un trapo húmedo para limpiar la mayor cantidad posible de pasta de bicarbonato de sodio y residuos del horno. Si la grasa del codo no lo corta en áreas particularmente rebeldes. puede usar una espátula para aflojar suavemente el residuo.

7.- Rocíe vinagre dentro del horno

Agregar vinagre blanco en una botella de plástico con atomizador y rocíe todo el interior del horno. El vinagre blanco es un excelente agente limpiador. Hará que cualquier resto de pasta de bicarbonato de sodio se forme espuma y se suelte por completo.

8.- Limpiar todo

Use un trapo húmedo para limpiar el horno. Refrese las parrillas limpias al horno y deje que el interior se seque por completo.

9.- Limpiar el interior del cristal del horno

Ahora es el momento de abordar la ventana del horno. (Después de todo, debe asegurarse de tener una vista clara del interior de su horno recién impecale). Para limpiar la ventana, haga otra pasta con bicarbonato de sodio y agua, extiéndala sobre la ventana y déjela reposar unos 30 minutos. Limpiar la pasta con un trapo húmedo o una toalla de papel.

10.- Limpie las puertas y perillas del horno

Mientras lo hace, querrá limpiar el exterior de la puerta del horno enérgicamente.

También puedes usar un limpiador de vinagre natural para esto: haz una mezcla de 50% de agua y 50% de vinagre, rocíalasobre un trapo y úsala para limpiar el exterior. (Si lo rocía directamente sobre las perillas y los paneles, corre el riesgo de que el limpiador entre en panel de control y provoque un cortocircuito. ¡Más vale prevenir que curar!) Frote el exterior hasta que desaparezcan las manchas y las rayas.

11.- forre su horno con láminas antiadherentes

Su horno esta reluciente en este punto, pero queríamos agregar un último paso asegurarnos de que se mantenga así. Coloque revestimientos antiherentes para horno para ayudarlo a combatir la grasa en el futuro.

¿Con que frecuencia se debería limpiar mi horno?

La respuesta depende de cuánto lo uses. Cuando más lo use, más salpicaduras y residues se acumularán. Si lo usa con frecuencia, intente darle a su horno una limpieza profunda una vez cada tres meses. Si lo usa con menos frecuencia, cada seis meses o cada año funciona bien.

Si alguna vez nota algún residuo significativo al acecho en el horno o si ha derramado algo accidentalmente, asegúrese de limpiarlo una vez que se enfríe para que no siga horneando.

De hecho, limpiar el horno una vez al mes es una buena regla para evitar que se acumule la suciedad.