Cómo limpiar las hojas de las plantas

0
1114

Las plantas aportan color y bienestar al hogar. Se convierten en un miembro más de la familia y dan vida y alegría a cualquiera de las estancias. Y como nos aportan tanto, debemos cuidarlas como merecen. Con solo regarlas, no es suficiente. Necesitan de exposición al sol en su justa medida, además de una adecuada limpieza de sus hojas. ¿Quieres aprender cómo limpiar las hojas de las plantas?

La contaminación solar, la escasa luz o el exceso de polvo son tres de los factores que hacen que la planta no produzca clorofila, y sin ella no puede realizarse la fotosíntesis. 

Una limpieza adecuada se consigue poniendo a la planta debajo del grifo y lavándola con agua tibia e intensidad moderada. Pero, también hay otros trucos que pueden ayudar a que las hojas de las plantas se mantengan limpias y con brillo. ¡Toma nota! 

Trucos para lograr hojas sanas y bonitas

1. Agua

Podemos limpiar las plantas en el grifo como indicamos, pero también puede hacerse con abundante agua de una manguera o con la delicadeza de un pulverizador. 

Si la suciedad es copiosa, podemos mezclar el agua con unas gotas de lavavajillas diluido Flota para espolvorear sobre la planta antes de enjuagarla con abundante agua.  Si usamos este truco debemos tapar la tierra. 

2. Cepillo de dientes o esponja

Para abrillantar las hojas de las plantas podemos ayudarnos de algunos utensilios que hagan que el resultado sea perfecto. 

Para hojas rizadas o aterciopeladas, lo mejor es usar con suavidad un cepillo de dientes impregnado en aceite de oliva o lavavajillas de mano. Para el resto de tipos de hojas, podemos usar una esponja.

3. Además de las hojas

Ya tenemos claro que no basta con regar las plantas. Sí, pero tampoco es suficiente limpiando puntualmente las hojas. 

Si la planta tiene hojas secas o débiles, flores marchitas, zonas amarillentas, habrá que quitarlas para que se renueven.

4. Los productos más curiosos

El agua es el mejor líquido limpiador, pero también hay otros productos curiosos que ayudan a que la planta siga limpia y con fuerza. 

Si mojamos una esponja o trozo de tela en cerveza o leche y lo pasamos delicadamente sobre las hojas, conseguiremos aportar vigor a la planta. Además, la leche es un excelente fungicida. 

Otros trucos son diluir un poco de vinagre en agua y pulverizar la mezcla sobre la planta, o frotar las hojas con la parte de dentro de la cáscara del plátano. 

Ya conoces varias formas de cómo limpiar las hojas de las plantas.