Ciberseguridad en redes sociales

0
157

Con el avance y la evolución de las tecnologías se plantean nuevos problemas o brechas de seguridad con las que tenemos que tener cuidado. Internet se ha convertido en la red con más tráfico de datos e información poniendo en peligro la privacidad de esos datos. Hay que tener en cuenta la ciberseguridad en redes sociales. La mayoría de gente no es consciente que internet tiene una gran memoria, que no se borra, por lo que todo lo que se cuelga en las redes sociales se queda ahí para siempre. Aunque lo elimines de una página siempre queda un rastro guardado en la red, es casi imposible eliminar del todo algo que se ha publicado en la red. 

Las edades en las que se utiliza esta tecnología y las redes sociales cada vez son más jóvenes.

Las nuevas generaciones crecen desde una edad cada vez más temprana con acceso a esta tecnología lo que los hace aún más vulnerables. En muchas ocasiones los padres intentan proteger a sus hijos pero no siempre se puede. El uso de las redes sociales está cada vez más extendido. A ciertas edades los niños no son conscientes de lo vulnerables que pueden llegar a ser, de como cualquier información que se comparta puede usarse para un uso inadecuado o incluso puede ponerlos en riesgo. 

ciberseguridad en redes sociales

Por mucho que compartamos cosas con gente de confianza, las redes sociales tienen un metaverso de información que guarda todo ese contenido aunque posteriormente decidas borrarlo. Sin contar, cuando se comparte contenido más sensible con personas que en principio son de confianza pero que con el tiempo acaban no siéndolo y este contenido pasa a ser público para todo el mundo. O simplemente hay una brecha de seguridad en cualquiera de esas cuentas y se saca información sensible de ellas, ya sea contenido multimedia o contraseñas para poder hackear otras cuentas. 

A continuación, os damos algunos consejos de ciberseguridad para que penséis antes de compartir contenido en redes sociales. 

  1. Si el contenido es de carácter privado, debes pensar bien si quieres compartirlo. Las redes sociales se han vuelto un escaparate en el cual mostramos gran parte de nuestras vidas. Lo que no somos conscientes es que todos esos datos pueden ser utilizados para perjudicarnos. Podría ser que compartir datos personales como son nuestra dirección, el número de teléfono, matrícula de tu vehículo, etc. pueda crear un conflicto si alguien decide utilizarlos para algunos fines sin buena intención. Y por otro lado publicar mucho contenido sobre nuestros familiares, nuestra pareja y nuestros amigos puede hacernos vulnerables ante posibles amenazas. 
  1. No publiques tu localización en tiempo real. Hoy en día es muy común colgar en redes sociales como Instagram cuál es nuestra localización en cada momento. A través de las historias podemos saber dónde está una persona, con quién está, etc. Esto puede causarte problemas, desde cuando alguien quiera hacerte daño por cualquier motivo sepa dónde encontrarte. Como darle una pista a los posibles ladrones que te están estudiando para robarte darles todas las claves de cuando deben hacerlo. Ya que si subes fotos en el momento de que estas en algún viaje a ellos les das la pista perfecta de cuando deben actuar. Al volver a casa te podrás llevar una sorpresa no muy agradable. 
  1. Adapta el contenido a cada red social. Las diferentes redes sociales tienen cometidos distintos por lo que debes adaptar tu contenido a cada una de ellas. Por ejemplo, para el tema profesional se utiliza Linkedin por lo que tu tono en las publicaciones deberá ser más serio y profesional. Mientras que Facebook se suele utilizar más con amigos. No tendría sentido, por ejemplo, que publicaras las fotos de tus vacaciones en la playa en Linkedin pero si tendría sentido que lo hicieras en Instagram o Facebook. 
  1. Contenido que puede ser malinterpretado. Cada vez más empresas cuando hacen procesos de selección buscan en la red la información que haya sobre los candidatos. Con toda la información que publicamos en redes sociales podemos hacer un primer perfil de esa persona. Con este tipo de investigaciones puedes comprobar si esa persona es más o menos familiar, si es de hacer actividades como deporte o es más de salir de fiesta. Esto es un arma de doble filo, ya que puede ser positivo si el perfil que buscan es parecido a lo que nosotros presentamos en redes. Pero también puede ser negativo ya que mucha gente sube fotos sin pensarlo demasiado. Unas cuantas fotos con amigos y con dos copas de más puede hacer que tu reputación no quede bien parada ante la primera imagen que van a tener los empleados de recursos humanos de esa empresa. 
  1. Precaución con ordenadores compartidos. La ciberseguridad en redes sociales se vuelve aún más sensible si usamos ordenadores de sitios públicos. Si utilizas ordenadores que puedan utilizar más personas ten cuidado con el guardado de contraseñas o dejar la sesión abierta cuando termines. Si por ejemplo utilizas un ordenador en la biblioteca, en el trabajo… asegúrate siempre de cerrar todas las sesiones de todas las webs donde entres para que nadie pueda acceder en tu lugar. 

Ciberseguridad con contraseñas

  1. Sirven para identificar delitos. Un punto positivo, es que gracias a la conectividad con la que vivimos hoy en día en cualquier momento se puede grabar y compartir una injusticia. Esto con el gran alcance que esto puede tener ayuda a que por movimiento popular se investiguen ciertas injusticias e incluso delitos. Esta parte crea una ciberseguridad para los usuarios de redes sociales. Pero por otro lado, para gente que comparte cosas sin pensar, haciendo algo que incumple normas leves de las cuales no somos muy conscientes, puede ser sancionado por la autoridad si ésta lo cree pertinente. 
  1. Cuidado con el dispositivo que utilices. Hoy en día nuestro smartphone es como una prolongación de nuestro cuerpo. Tenemos mucha información privada y muchas cosas importantes en el. Esto hace que si lo perdemos o nos lo roben cree un estado de ansiedad en nosotros por la pérdida de toda esa información, por la vulnerabilidad de todo lo que en él guardamos como contactos, contraseñas, aplicaciones bancarias, la propia tarjeta de crédito incluida… Por otro lado la mayoría de las aplicaciones y sitios web que regentamos, con tal de estudiar nuestro comportamiento como usuario y mejorar el servicio van almacenando una huella nuestra en forma de datos, cada me gusta que das a una publicación, cada foto que haces, cada llamada… Todas esas acciones almacenan información sobre nuestra localización, los horarios en que realizamos cada acción, etc. Y esto es información muy valiosa para los hackers que tras hacerse con ella venden este tipo de información a otras empresas. Actualiza y revisa de vez en cuando tus preferencias de privacidad. 
ciberseguridad en redes sociales
  1. Utiliza contraseñas seguras. Uno de los principales problemas de ciberseguridad en el mundo digital y de las redes sociales es el robo de contraseñas. De los mayores problemas con los que nos encontramos hoy en día es que para todas las aplicaciones y webs necesitamos un usuario y una contraseña. Cuando esto se multiplica por cientos hace que nos resulte imposible acordarnos si ponemos contraseñas diferentes. Suelen aconsejar no poner la misma contraseña aunque a veces es imposible poner tantas contraseñas distintas. Por lo que nuestra recomendación es tener 3 o 4 contraseñas, dependiendo de la página donde nos registremos si es más importante o menos. Es decir, tener una contraseña más segura para sitios como apps bancarias y una más tonta para nuestra app del supermercado. Se recomienda también no utilizar datos que sean fáciles de descifrar como por ejemplo 1234, nuestro cumpleaños, nuestro nombre o apellidos, número de teléfono, matrículas… toda esa información es muy sencilla de conseguir, por lo que hace que nuestra contraseña sea fácilmente vulnerada. 
ciberseguridad en redes sociales
  1. Ten cuidado con quien aceptas. Ten en cuenta que hay mucha gente que vive de estafar a gente a través de las redes sociales. Al hablar con alguien a través de internet no sabes 100% seguro de quien se encuentra al otro lado de la pantalla y que intenciones tiene. Muchas veces se utilizan cuentas falsas con fotos robadas de otras personas para engañar a nuevos usuarios. No aceptes a gente que no conozcas y sobre todo no les des ninguna información delicada que puedan usar contra ti. 
ciberseguridad en redes sociales

Esperamos que todos estos consejos os ayuden a manteneros a salvo, las redes sociales son divertidas pero hay que tener cuidado y usarlas con responsabilidad para que no nos traigan quebraderos de cabeza.